Jean Muir: Precisión y pasión por los detalles
15964
post-template-default,single,single-post,postid-15964,single-format-standard,bridge-core-2.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_popup_menu_push_text_top,qode-theme-ver-19.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive,elementor-default

Jean Muir: Precisión y pasión por los detalles

Jean Muir: Precisión y pasión por los detalles

Jean Muir es una de las diseñadoras británicas más destacables de los setenta. Recibió innumerables premios en Europa y fue siempre muy respetada por la prensa. Diseñadores como Miyake, Gaultier o Armani han declarado en alguna ocasión la admiración que sienten por el exquisito trabajo de esta diseñadora.

Jean Muir nació en Londres en 1928. Cuando contaba con 17 años empezó a trabajar en Liberty&Co, donde pasaría por diferentes departamentos y adquiriría amplios conocimientos del funcionamiento de la industria textil. En 1956 empezó a trabajar en Jaeger, donde entraría en contacto con el género de punto, uno de los materiales con los que más trabajó a lo largo de su carrera. En 1962 creó la firma “Jane y Jane”, sus diseños sobrios y atemporales se alejaban por completo del Pop Art, el Op Art, el influjo de la era espacial y el resto de tendencias de los sesenta. En 1966 crearía la firma Jean Muir y sería durante los setenta cuando se consagró como una gran diseñadora. Entre sus clientas figuraban miembros de la realeza y estrellas de cine, entre las que destaca la actriz Joanna Lumley, a la que suele unirse el nombre de Jean Muir por el innumerable número de ocasiones en las que la vistió.

gema-mejias-muir-2

Sus prendas son femeninas, sensuales, y atemporales, no seguían las tendencias imperantes. Su concepto de la moda se acercaba más a la Alta Costura, por lo impecable que resulta el corte y los patrones de sus prendas, que ella misma supervisaba en extremo. Sus prendas se suelen caracterizar por unas líneas fluidas y depuradas. En muchas ocasiones comenzaba con patrones de hasta 40 piezas, que iba simplificando con gran maestría. Ella misma calificaba su trabajo como “ingeniería con tela” por la precisión que exigía. Sus prendas están dotadas de una gran calidad técnica, lo que ha permitido que hoy en día sigan estando muy valoradas.

Muir había sido bailarina y ella misma declaró que esto es lo que la había hecho adquirir el sentido del cuerpo en movimiento. Por ello, utilizaba tejidos de gran ductilidad, como la lana, la seda o la piel, tejidos que seguían el cuerpo y que facilitaban la libertad de movimiento de la mujer. Por este motivo, a menudo se la compara con diseñadores de la talla de Vionnet, Madame Grèss o Chanel. Solía vestir siempre en colores neutros, preferentemente en azul o negro, con una imagen sobria, elegante y a la que no le faltaba cierto aire de modernidad. Sin embargo, demostró en innumerables ocasiones que también trabajaba muy bien el color, realizando arriesgadas y vivas combinaciones de colores.

También hay que destacar el esmero en la selección de los detalles y su amor por la artesanía, una seña de identidad más con la que identificar sus prendas. Colaboraba con los mejores artesanos de diferentes especialidades, como bordadores, joyeros o curtidores de cuero. Las hebillas y los botones, por ejemplo, estaban cuidadosamente trabajados en plata o bronce, otras veces estaban esmaltados, siempre con la intención de personalizar y diferenciar sus prendas.

Jean Muir murió el 28 de mayo de 1995, aunque la firma se mantuvo hasta 2007. Su obra fue donada al Museo Nacional de Escocia en 2005 por su marido, Harry Leuckert. En 2009 se realizó una exposición de su obra en el National Museum of Costume de Escocia y se publicó el libro Jean Muir: Beyond Fashion by Sinty Stemp que recoge gran parte de su legado.

El espíritu de la colección “Preludio” que Amaya Arzuaga realizó para Yoox y que presentó el pasado septiembre enlaza con los valores de las creaciones de Jean Muir. La fluidez del punto, unida a una imagen sensual, sobria y elegante, recuerda a algunos de los retratos realizados en los setenta de la propia Muir, en este caso encarnada en la imagen de Maribel Verdú en un corto promocional de esta colección cápsula que además destina los beneficios de sus ventas a una buena causa, la lucha contra el sida.

Aquí os dejo el enlace del Museo con la última exposición que se realizó y el video promocional de la colección “Preludio”:

www.nms.ac.uk/our_museums/museum_of_costume/special_exhibitions/jean_muir_a_fashion_icon.aspx
www.thenewyooxer.yoox.com/eng/index.php/amaya-arzuaga/

No hay comentarios

¿Quieres comentarme algo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.