Mujeres de Agua | Belleza contenida en el debut de Raf Simons en la Casa Dior
15831
post-template-default,single,single-post,postid-15831,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_popup_menu_push_text_top,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

pequeñas historias

Belleza contenida en el debut de Raf Simons en la Casa Dior

El arte es mi combustible creativo más importante. Me llena más que cualquier otra expresión, más que la moda, la arquitectura, la escritura o el diseño. Me hace pensar más. Raf Simons.

El pasado 2 de julio Raf Simon presentó su primera colección para Dior, otoño invierno 2012-2013, en la semana de la moda de París. Un desfile rodeado de una gran expectación tras la salida de John Galliano de Dior. De origen Belga, Simons inició su andadura en la industria textil dentro de la moda destinada al hombre. En 2005 se hizo cargo de la firma Jil Sanders hasta que el pasado febrero la propia Jil Sanders decidiera volver a tomar las riendas de la firma. Simons no había realizado hasta ahora ninguna colección de Alta Costura y, aunque la acogida ha sido buena, hay quién dice reconocer los vestigios de su trayectoria en Jil Sanders en la colección que ha presentado para Dior , echando en falta la ostentación y teatralidad de Galliano.

El escenario también fue diferente y habría que destacar las miles de flores que decoraban el escenario, un símbolo unido siempre a Dior, y que guarda un particular equilibrio con esa belleza contenida que Simons ha presentado. La esencia de Dior se mantiene a lo largo de toda la colección. Mujeres extremadamente femeninas, hombros pequeños, muchas veces al descubierto, como lo hiciera el propio Christian Dior, cinturas diminutas, caderas deliberadamente marcadas y redondeadas, y faldas de grandes volúmenes. Sin embargo, Raf Simons lo ha reinterpretado bajo su personal mirada y dejando claro que estamos ante una nueva era de la mítica Casa Dior. Sigue siendo una imagen femenina y sofisticada, pero más sensual, con líneas muy depuradas y con una genuina dosis de modernidad.

A pesar de una aparente simpleza en las líneas, la construcción de las prendas es más compleja y más interesante de lo que parece a simple de vista, especialmente la forma en que ha construido la parte superior de las prendas. En concreto, la forma en que ha modelado el pecho no es nada convencional, los cortes y las costuras son poco habituales y merece la pena fijarse en ellos, ya que tienen mucho que ver con esa imagen más sensual que ha proyectado. A esto que habría que añadir la sensualidad con que utiliza algunos tejidos como la muselina y otros detalles, como la forma en que muestra los hombros de la mujer y como apura los límites de los escotes. Con todo ello consigue una imagen extremadamente femenina con unas gotas de sensualidad en muchos de los 54 modelos que presentó.

También habría que destacar la modernidad que ha impregnado a sus creaciones, especialmente en la elección de los complementos. Las chaquetas están llevadas a la quinta esencia de la feminidad y reinterpretada en vestidos y abrigos, cuya cintura Simons ha resaltado con rígidos cinturones de metal que otorgan una imagen muy actual a la colección. Rígidas joyas dibujan el cuello de la mujer añadiendo modernidad y sofisticación a sus diseños. A esto habría que añadir combinaciones nunca vista hasta ahora en la Casa Dior, mini vestidos con faldas que recrean la mítica silueta corola sobre pantalones pitillos.

Raf Simons se aleja totalmente de la ostentación y la teatralidad de su antecesor, pero mantiene y reinterpreta muchas de las prendas míticas de quién fuera el artífice de la emblemática Casa Dior. Un halo de modernidad y sensualidad invade la histórica Casa, sin perder la feminidad, la sofisticación y la riqueza de tejidos que siempre han sido seña de identidad de la firma. Su amor por el arte ha hecho que la obra de los artistas Sterling Ruby y Agnes Martin inspiraran algunos de los bordados y detalles de sus prendas.

Os dejo con sus palabras sobre su visión de lo que será su labor en la Casa Dior:

El mundo ahora ya sabe que estoy obsesionado con su herencia. El de Christian Dior es el mejor cuerpo de trabajo que se ha desarrollado en la historia de la moda en un período tan corto de tiempo. Todavía es muy relevante y es una forma de lenguaje muy bella. Lo voy a utilizar una y otra vez. ¿Voy a incorporar cada vez más de mí mismo y del mundo contemporáneo? Sí

Y aquí tenéis el enlace al desfile y a una entrevista a Raf Simons tras su debut en Dior:

http://www.dior.com/couture/en_us/FashionAccessories/Woman?gclid=CNyjiPigkrECFcYmtAodG0R2kg
http://www.youtube.com/watch?v=IpojmLKC0lo

No hay comentarios

¿Quieres comentarme algo?